+593 984211915

Cómo hacer que tu empresa sea ambientalmente sostenible

Transformar tu empresa en una entidad ambientalmente sostenible es un compromiso estratégico y ético que va más allá de cumplir regulaciones. La sostenibilidad implica adoptar prácticas a nivel empresarial que respeten y protejan el entorno, minimizando el impacto ambiental de las operaciones; desde la gestión eficiente de los recursos hasta la adopción de tecnologías y procesos amigables con el entorno.

Sin importar el rubro en el que tu empresa, negocio o actividad se encuentre, te presentamos 5 estrategias que puedes ir implementando o fortaleciendo:

1. Define una política ambiental 

Comienza por establecer una sólida política ambiental que incluya objetivos definidos y acciones medibles y alcanzables. Enfoca estas medidas en la preservación del entorno, la gestión efectiva de residuos y la conexión activa con la comunidad. Es crucial comprometer a todos los miembros de la alta gerencia con el cumplimiento de esta política, dado que su contribución será fundamental para alcanzar con éxito los objetivos propuestos.

2. Implementación de prácticas sostenibles 

Independientemente del sector en el que te desempeñes, es fundamental incorporar prácticas sostenibles en tus procesos. Esto puede implicar desde la optimización de recursos como el agua y la energía, hasta el respaldo a organizaciones ambientales como ONGs o colectivos ambientalistas. Asimismo, considera participar en programas de carbono neutro o fomentar directamente iniciativas de reforestación y programas educativos sobre el medio ambiente en áreas que se encuentren dentro de tu esfera de influencia.

3. Medición y seguimiento

Evalúa minuciosamente los impactos ambientales generados por tus procesos mediante monitoreos realizados por empresas certificadas. Comunica abiertamente estos resultados tanto a los entes reguladores como a la comunidad. En caso de detectar anomalías o problemas, propón medidas de intervención efectivas que contribuyan a corregir y mitigar dichos impactos.

4. Involucra a la comunidad

Al margen del tamaño de tu empresa, es crucial involucrar activamente a la comunidad local. Estas personas son actores directos y están estrechamente relacionados con tus operaciones. Su satisfacción es fundamental, ya que su descontento respecto a tus prácticas operativas podría desembocar en denuncias que, a su vez, podrían perjudicar la producción y reputación de tu empresa. Es crucial cultivar una relación positiva y colaborativa con la comunidad para garantizar el éxito sostenible de tu negocio.

5. Mantén al día tus obligaciones 

Mantén al día tus responsabilidades, asegurándote de cumplir con las Auditorías Ambientales, Planes de Manejo, Planes de Acción, Programas de Salud y Seguridad en el Trabajo, entre otros aspectos relevantes. En lugar de esperar a ser sancionado por las autoridades, no esperes que la Autoridad te sancione, anticípate y se ambientalmente responsable. Ser proactivo en estas áreas te permite no solo cumplir con los requisitos legales, sino también contribuir activamente a un entorno más sostenible y seguro.

 

En Ecoyask, estamos comprometidos a asistirte en todos estos procesos para no solo impulsar el crecimiento y desarrollo de tu empresa, sino también para garantizar el cumplimiento integral del marco normativo ambiental. Nuestro objetivo es trabajar contigo para lograr que tu empresa se posicione como un agente de cambio hacia la sostenibilidad ambiental a largo plazo.